Archivo de la etiqueta: los espejos del alma

El Otro es mi Espejo, parte IV

Para terminar con la serie de “Los Espejos” y tal como lo prometí en mi ultimo articulo, vamos a pasar a la parte práctica de esta profunda y extraordinaria herramienta.

Estoy consciente de la complejidad de la misma, la cual constituye, como lo dije en los artículos precedentes, un camino iniciático.

Los ejercicios propuestos, son sencillos, se que no engloban en ningún caso, el basto universo de “Los Espejos del Alma”, solo pretendo con ellos, llevarte a tomar consciencia de que el otro es tu reflejo, si logramos esto, es ya una victoria.

Estamos programados para ver a los otros como fuente de nuestros males, la responsabilidad individual no forma parte de nuestro aprendizaje. Sigue leyendo

Los Espejos del Alma, parte III

En mi artículo anterior “El Otro Es Mi Espejo, parte II”, comencé mi clasificación personal de los Espejos.

Hablé sobre los Espejos Directos, Indirectos y Transparentes.

Hoy explicaré el resto.

CONTINUACIÓN DE LA CLASIFICACIÓN DE LOS ESPEJOS

4.- El Espejo de tus valores ocultos: Los espejos, como lo dije en principio, no solo muestran tus aspectos negativos, también reflejan tu luz, potencialidades, valores, misión, es posiblemente no estés consciente de estas cualidades en ti, quizás las tuviste en el pasado y  las has dejado de lado o son partes de ti que quieren manifestarse. Sigue leyendo

El otro es mi espejo

¿Atraes a personas que se parecen a ti? ¿por ejemplo tu pareja se parece a tu papá o mamá? ¿dejaste una relación porque no soportabas mas los comportamientos de esa persona, para conseguirlos de nuevo en la siguiente?

Esto no tiene que ver, en lo absoluto con las “casualidades” palabra que para mi, debería desaparecer del diccionario, ya que las mismas no existen.

Desde hace algún tiempo, estoy haciendo investigaciones, sobre un tema muy interesante, “Los Espejos” no se trata de una reconversión profesional a la decoración,  me estoy refiriendo en este caso a los reflejos de mi que veo en los otros. Sigue leyendo